Camilo Barboza

Portafolio

Para Camilo Barboza el proceso de búsqueda de materiales para sus obras es tan importante como la confección de las mismas. Es un deambular dirigido en parte por el azar o por fuerzas externas, ajenas a la voluntad del sujeto. Estos materiales, con todo lo que son, con todo lo que implicó su busca, deben perdurar en la obra final. (Por eso en sus exposiciones nos encontramos con viejos juguetes, afiches, postales, cajas, cuadernos, documentos de identidad, libros, cartas, discos y un amplio etcétera, muchas veces bajo la apariencia de una narrativa caótica.) Hasta aquí tenemos la mitad del desarrollo. A continuación, el artista procede con la intervención de los materiales, y las técnicas de las que se vale son tan diversas como éstos: pintura, collage, dibujo, video, instalación y muchas otras que exceden lo convencional. A veces no produce más que un gesto ínfimo, una mínima irrupción del creador sobre la materia, pero tan elocuente, de tal potencia simbólica y semántica, que ésta termina precipitándose en el concepto pretendido. El ciclo de los materiales se repite una y otra vez, y distintos ciclos se entrelazan y superponen. Así, Camilo Barboza construye su discurso, su universo, y el caos deja entrever su orden intrínseco.

Textos

Después del mar (Polvo de vidrio) | Lorena González Inneco
Poética del instante | Martha Durán
Medios hábiles para una combustión espontánea | Lorena González
Rayos y Claros | Gerardo Zavarce

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone